• antoniospace1

pies de gato

Voy por primera vez a un rocódromo o a roca y necesito pies de gato ¿En qué me tengo que fijar? ¿Cuáles son los aspectos importantes en la elección de mi calzado? Entre todo el montón de estilos, materiales y precios, ¿cuál es el mejor para mi? Echa un vistazo a este artículo y resuelve todas tus dudas sobre tus primeros pies de gato para empezar a escalar.

Empieza a escalar con el mejor material. Foto SCARPA / A. Mesnage

Tras mucho pensarlo o, tal vez, tras una decisión impulsiva vas a comprar tus primeros pies de gato. La información que has recibido es bienintencionada con recomendaciones de todo tipo o probablemente escuches que un modelo es “el mejor” pero consideras que tal vez sea demasiado técnico para alguien que empieza. Las dudas entre la gran variedad de marcas, modelos y sobre todo precios que estás viendo a tu disposición te marean. Necesitas una información de visión amplia para elegir tus primeros pies de gato y aquí estamos para proporcionártela.

¿En qué me fijo a la hora de elegir mis pies de gato para iniciarme en escalada?

En este artículo vamos a hacer un resumen rápido. Básicamente, las variables que tienes que mirar tienen que ver con la comodidad, la tecnicidad y con las prestaciones que ofrece un calzado técnico de este tipo.

Los pies de gato son ligeros, adherentes y precisos. Salvo contadas excepciones como las escaladas alpinas o invernales, se calzan siempre sin calcetines y deben quedar completamente ajustados al pie. Estas premisas sirven tanto para los pies de gato de iniciación como para los de competición en las olimpiadas.

Pies de gato ajustados y siempre sin calcetines. Foto SCARPA / R. Demski

Las diferencias entre las gamas de élite o de iniciación vienen dadas por dos características que conviene no perder de vista: el tipo de vía que se va a realizar durante el aprendizaje y las características propias, las físicas y psicológicas, de quien está empezando a escalar.

El tipo de vía será en la mayor parte de las veces una escalada tumbada o poco vertical sobre presas grandes y numerosas. Más adelante ya iremos buscando presas ínfimas y escasas en vías desplomadas, pero por ahora ese no será nuestro terreno de juego.

Las características físicas son importantes porque hay que tener en cuenta que la musculatura del pie todavía no está perfectamente desarrollada o, al menos, no tanto como nos exigirá la escalada de más alto nivel, por lo que tendremos que buscar unos gatos que ayuden a suplir las carencias de fuerza.

Las características psicológicas de quien quiere escalar por primera vez pueden parecer absurdas en un artículo sobre pies de gato, pero la calidad del calzado genera una confianza que ayuda a mitigar el miedo inherente a la caída durante la escalada. Es importante que quien empieza a escalar sienta que el calzado le mantiene en contacto con la pared sin miedo a un resbalón.

Repasemos pues las características que tenemos que buscar en unos pies de gato de iniciación.

1. Talla

No escatimes en comodidad. Por ahora lo más importante es que no abandones la escalada por motivos evitables y el dolor de pies es una de esas razones perfectamente eludibles. Elige unos pies de gato cómodos, que no te aprieten en exceso, que puedas estar de pie con ellos sin problemas pero no tan holgados como para que puedas caminar tranquilamente.

En iniciación, no es necesario calzar un número demasiado pequeño. Foto SCARPA / H. Vincent

Normalmente, tu misma talla de calzado de calle será la que utilices en tus primeros pies de gato, aunque esto depende de la horma, del fabricante y de tu tolerancia al dolor, pudiendo escoger media talla menos si no supone demasiado problema. En todo caso, más importante incluso que llevar los pies de gato sin que aprieten demasiado es no elegir unos pies de gato que nos vengan grandes o con los que no llenemos todos los huecos libres en el interior del calzado.

2. Simetría

Los pies de gato tienden a ser asimétricos y cuanto más técnicos, más asimétricos son. Esto es debido a que la asimetría permite enfocar toda la fuerza del pie a la punta del pie de gato y si queremos que la fuerza vaya al hallux o dedo gordo tendremos que torsionar en cierto modo nuestro pie.

Esta transmisión de la fuerza hacia nuestro dedo más fuerte en principio es algo que no necesitamos cuando nos estamos iniciando en escalada. En las vías fáciles, la generosidad de las presas en abundancia y tamaño nos permitirá no tener que necesitar apoyos ínfimos en los que un pie de gato asimétrico es donde mejor demuestra su potencial. Decántate por un pie de gato con la punta lo más centrada posible, ya que podrás aguantar con él puesto mucho más tiempo y en mejores condiciones, lo que te ayudará a ir adquiriendo buena gestualidad de pies en la escalada.

3. Perfil

Al igual que sucede con la simetría, un pie de gato con la suela cóncava tiende a transmitir la fuerza del pie mucho más focalizada hacia la punta, lo que se denomina como perfil agresivo, contraponiéndolo a perfil plano cuando el perfil tiene esa forma. Asimetría y perfil agresivo juegan a favor de la precisión en el apoyo y en la optimización de la fuerza realizada, pero son enemigos acérrimos de la comodidad.

Elige para tus primeros pies de gato unos que sean de perfil bastante plano para que la escalada sea cómoda. No necesitarás nada de perfil agresivo mientras estés aprendiendo y disfrutarás mucho más de la escalada.

4. Rigidez

Los pies de gato, y no solo ellos sino también cualquier tipo de calzado, nos va a permitir mejor apoyo en pequeñas presas cuanto más rígida sea la suela. Normalmente esto tiene una consecuencia deseada y otra sobrevenida: la deseada es que con menos fuerza vamos a conseguir más estabilidad; la sobrevenida es que una suela rígida también nos va a impedir sentir las presas en las que estamos apoyándonos, de modo que hay que ir confiando en nuestra posición y en la adherencia de la suela.

Preferentemente elegiremos suelas rígidas para ir logrando mejor estabilidad en nuestros inicios en la escalada; de este modo conseguiremos progresar de un modo más fácil e iremos adquiriendo fuerza para retos más complicados.

5. Suela

Los pies de gato de iniciación, no nos engañemos, rara vez llevan suelas de una calidad exquisita. Normalmente los nombres propios de las suelas adherentes (Vibram XS, Stealth C4…) se reservan para pies de gato de gama media y alta, dedicando las suelas de fabricación propia para los pies de gato de iniciación, normalemente más baratos. Esto no quiere decir que sean suelas malas en cuanto a adherencia y durabilidad. Simplemente quiere decir que el mercado reserva suelas más económicas a calzados más económicos, como lógicamente se puede entender.

Las suelas de los pies de gato de iniciación no tienen el renombre de las anteriormente mencionadas porque no suele ser necesario. Las presas de las vías de iniciación, tanto en panel, como en rocódromo o en roca suelen ser abundantes y grandes, de modo que la increíble adherencia de las suelas de altísima calidad no suelen ser necesarias en estos pies de gato.

Existen, no obstante, pies de gato con suelas de altísima calidad que cumplen con los estándares de pie de gato cómodo y fiable para iniciación. Normalmente suelen agruparse en los pies de gato de escalada tradicional (también llamada clásica o de varios largos, aunque no siempre sea lo mismo). Si crees que ese punto extra de adherencia merece la pena ser pagado o tienes claro que tu destino va a ser la escalada en vías de gran longitud, decántate por pies de gato con suelas de reconocido prestigio.

6. Ajuste

Entramos ya en un tema que normalmente se elige por gustos, aunque también tiene su lógica entre iniciación, perfeccionamiento y élite. Lo normal en situaciones de iniciación es que no necesitemos un calzado tan preciso como para que tengamos que ajustarlo exactamente por zonas del pie o según necesidades específicas. Es por ello, que en la habitual división de los ajustes de pies de gato (cordones, velcro, bailarinas) sean las dos últimas las preferidas para iniciarse. Tanto los de velcro como los pies de gato sin cordones nos van a dar lo que necesitamos; permiten un calzado y, sobre todo, un descalzado bastante rápido, lo que es una gran ventaja en vías cortas y no excesivamente exigentes.

7. Otros aspectos a tener en cuenta

Los materiales de los que está hecho el pie de gato también son importantes, aunque no aporten una gran tecnicidad a la escalada y se valore sobre todo por las ventajas en comodidad e higiene u otros aspectos como la durabilidad.

De este modo, que la bandoleta de goma cubra buena parte de la punta y el lateral, lejos de otras ventajas que en disciplinas como el búlder o en desplomes exagerados puedan venir bien, en el caso de la iniciación lo aprovecharemos para proteger mejor el pie de gato.

De igual manera, el material del que está hecho el pie de gato es importante por la capacidad o no de ceder algo de talla con el tiempo (el cuero cede algo, el material sintético no) y por las ventajas de mantenimiento que ofrece el material sintético como la microfibra a la hora de lavarlo. Por el contrario, el cuero suele tener un tacto algo más agradable.

Esperamos haberte ayudado en la elección de tus pies de gato de iniciación. No dudes en visitar nuestra web o pasarte por nuestras tiendas para aclarar con nuestro personal cualquier pregunta que tengas. ¡Te esperamos!

36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

En Indoor climb planet celebramos los mejores cumpleaños infantiles, con diferentes actividades, les enseñamos a escalar en boulder a escalada deportiva en polea y nuestra tirolina en la que los niños

En primer lugar, para empezar por lo más básico, definamos qué es el resolado: El resolado o recauchutado es la acción de substituir una suela deteriorada por otra nueva, para alargar la vida útil de

¿En qué consiste? La escalada en boulder o en bloque consiste en pocas palabras, en subir por rocas de poca altura máximo 7 mts sin utilizar protección artificial, como parabolts, reuniones, arnés o c